Mythologies of Return

Mythologies of Return:

Revisiting Ana Mendieta’s Rupestrian Sculptures

En el verano del 1981, Ana Mendieta regresa a Cuba por primera vez después de haber estado exiliada en los Estados Unidos para reconectarse con su ascendencia e identidad. En Las escaleras de Jaruco, en las afueras de la Habana, deja su marca como artista en la roca caliza de dos cuevas. En uno de los sitios donde trabajó, Mendieta esculpió esculturas de bajo relieve, evocando el sistema de creencias del pueblo indígena Taíno de Cuba y titulando sus obras: Iyaré (madre), Maroya (luna), Guanaroca (primera mujer), Bacayú (luz del día), entre otras, y nombrando la serie Esculturas Rupestres. En el 2012, yo viajé a Cuba dos veces en busca de las esculturas rupestres. En enero viajé al sitio con mis primas y en Julio con mi colaboradora Adriana Méndez Rodenas para documentar y estudiar las esculturas de Ana Mendieta que todavía permanecen allí.

Mendieta documentó a través de la fotografía su obra con la intención de publicar un libro de artista de fotograbados titulado Esculturas Rupestres (transcripción de notas de la artista, (Clearwater 39 – 41). José Juan Arrom, en aquel entonces profesor en la universidad de Yale, y autor de Mitología y artes prehispánicas de las Antillas (1975), una obra que influyó muchísimo en esta serie de Mendieta, era la persona asignada para escribir el prefacio del libro de acuerdo con las notas de la artista (Clearwater, 40).

Debido a su inesperada muerte en 1985, Mendieta no terminó el libro de artista. En ese entonces había completado cinco de las ediciones de doce imágenes y solamente había firmado un portafolio con la obra completa, ubicada en el Instituto de Arte de Chicago (Viso [2004], 250). Posterior a su muerte, Galerie Lelong contrató a Liliana Porter como grabadora para imprimir el resto de los fotograbados y terminar el proyecto en 1993.  Según las notas de la artista, el libro iba a ser “’small in scale’” para evocar un sentimiento íntimo en el espectador/lector (Clearwater 40). Al trabajar y recrear la mitología y simbolismo de los Taínos, ella quería establecer una colaboración – quizás una conversación – entre nuestros ancestros y su propia experiencia de migración y exilio.

Mythologies of Return: Revisiting Ana Mendieta’s Rupestrian Sculptures es un libro de artista en una edición limitada de 20 ejemplares donde se reúne un ensayo académico interdisciplinario escrito por Adriana Méndez Rodenas titulado Mythologies of Return: The Taíno Route in Ana Mendieta’s Rupestrian Sculptures con siete fotograbados desarrollados desde la documentación fotográfica desempeñada por mi en el sitio de las Esculturas Rupestres. Ambas colaboradoras hemos unido nuestras distintas áreas de especialización para estudiar y reinterpretar la serie original de Ana Mendieta treinta años después de su concepción.  

Trabajos Citados:
Clearwater, Bonnie. Ana Mendieta, A Book of Works. Ed. Bonnie Clearwater. Miami Beach: Grassfield Press, 1993.
Mendieta, Ana. Esculturas Rupestres / Rupestrian Sculptures. Suite of 10 photo etchings. Made from photographs taken by Ana Mendieta in 1981, Jaruco Park, Cuba [las Escaleras de Jaruco, Cuba]. Edition of 20. Galerie Lelong, New York.
Viso, Olga M. Ana Mendieta. Earth, Body, Sculpture, and Performance, 1972 – 1985. Washington, D.C.: Smithsonian Institution; Ostfildern-Ruit, Germany: Hatje Cantz Publishers, 2004

Detalles del libro:
Libro encuadernado a mano en punto largo con tapa blanda usando los papeles St. Armand y Cave. El tipo Bembo fue utilizado para el ensayo, el tipo Garamond para los títulos de las imágenes. Ambos, el ensayo y los siete fotograbados a color en cobre fueron impresos en el papel Somerset. Cada libro tiene su propio estuche.

17.5 x 26 x 1.75 cm
Edición limitada de 20 ejemplares, 56 pages
2009 – 2017

Imágenes desde la izquierda arriba a la derecha abajo:

1: Instalación en The Center for Book Arts

2: Imprimiendo la plancha de Maroya, Fotograbado en cobre

3: Después de varias horas tratando de encontrar uno de los sitios donde Ana Mendieta trabajó, accidentalmente conocimos a Santiago Fonseca, un señor trabajando como sereno en una escuela en las Escaleras de Jaruco. Santiago nos dibujó este mapa que nos llevó exactamente a la cueva. Mientras dibujada nos contaba que él recordaba haber visto a Ana trabajar en ese sitio a principios de 1980.

4-8: En camino al sitio e imágenes donde ella trabajó.